Yoga de la Voz

sonoterapias

El Yoga de la Voz se centra en la voz como energía o fuerza vital (prana) y su práctica integra variadas tradiciones de la cultura de la voz, orientadas a liberar la voz, despejar la mente y lograr una transformación y sanación a nivel de consciencia, cuerpo y alma.

¿Qué considera el Yoga de la Voz?

  • Prácticas de respiración y movimientos sutiles de yoga (pranayama y asanas);
  • Vocales y sílabas semillas destinadas a desbloquear y equilibrar chakras y órganos vitales;
  • Meditación vocal (llamado-respuesta) donde limpiamos la mente y el corazón, conectamos con nuestra alma y mecanismos de auto sanación, logrando foralecer los diferentes planos del ser;
  • Palabras de invocación, ícaros y sonidos ancestrales que entregan información para la expansión de la consciencia y bienestar;
  • Mantras y cánticos, de varias culturas, que permiten profundizar nuestra práctica, desbloquear lo que no nos deja avanzar y liberar nuestra voz;
  • Técnicas vocales contemporáneas de occidente, encargadas de enriquecer, fortalecer y embellecer nuestra voz.

Es una filosofía y una práctica, donde se da énfasis a la escucha voluntaria, la apreciación por el sonido, y la interacción con el ambiente. Además, ofrece un método para desarrollar la respiración, entonación, registro y flexibilidad vocal; esto nos ayuda a liberar y expandir el potencial de nuestra voz, ayudándonos así a cantar e interpretar con mayor solidez y conexión.

Las sesiones están abiertas a todas aquellas personas amantes de la música, cantantes profesionales, estudiantes o amateurs.

Las sesiones individuales son adaptadas a cada paciente o alumno, creando un plan de estudios personalizado para explorar y ampliar el potencial de su propia voz.

Beneficios:

  • Se logra la transformación personal a través del sonido
  • Aumentar el autoestima y autoconfianza
  • Se generan estados de acceso más altos de creatividad y de liberación a través del sonido de la voz.
  • Aprender modalidades curativas innovadoras para “abrir” la voz a través de la respiración y la antigua práctica del yoga sonoro.
  • Descubrir cómo ciertos sonidos, intervalos musicales, escalas , ritmos y cantos impactan ciertas áreas específicas del cerebro y el cuerpo.
  • Liberarse de cualquier memoria personal de limitación vocal y potenciar la confianza de uno y la disponibilidad para cantar.
  • Construir una práctica de cantos y sonidos que equilibra y estimula el cerebro y la energía de los chakras.
  • Incorporar a la divinidad a través del sonido, lo que mejora la vitalidad y fomenta un sentido de bienestar, apertura y amor.